22 nov. 2017

¡UN OTOÑO LLENO DE EMOCIONES!

Con la llegada del otoño todos los niños de Parrulos nos ponemos en acción y participamos con las profes de un montón de actividades que nos ayudan a entender los cambios de estación.
 
En primer lugar salimos a observar el entorno y nos llama tanto la atención ver la alfombra de hojas, que decidimos trabajar un proyecto educativo sobre la canción "las hojas del árbol".
Por supuesto, todos aprendimos la canción:
Recogimos un montón de hojas y además cada día pedíamos a nuestros papis que nos ayudasen a recoger hojas para llevar al cole.
Allí jugamos con ellas y descubrimos que tienen diferentes formas, tamaños, colores . . . 
             Las troceamos,
 hicimos montones, 
 pintamos,
nos divertimos,
 
decoramos todo el cole,
                                                           nos tumbamos, nos acariciamos . . .
 y preparamos un gran mural,
 que todos valoramos porque nos habíamos esforzado en dejarlo muy chulo.
  ¡Qué bien lo pasamos colocando todos los detalles que suceden en otoño!
 La lluvia no podía faltar, en esta estación llueve un montón.
algunas hierbas,
 y varias nubes,
 ¡Todos estábamos muy emocionados!
  Con el mural ya preparado, también llegó la exposición de calabazas que confeccionamos con la ayuda de mamá y papá 
¡ Muchas gracias por vuestra colaboración, habéis puesto el listón muy alto!
 ¡Qué orgullosos nos sentimos del trabajo!
 

 También llegó la celebración del magosto, porque no podía faltar saborear uno de los frutos tan ricos que el otoño nos regala: "la castaña"
Primero nos pintamos las caras
y con mucho trabajo preparamos unos cestos para guardarlas.
¡Nos acompañaron unos fantásticos castañeiros!
 

 Hasta pintamos las castañas de colores
                                                                                  para luego hacer collares.

¡Qué bien lo pasamos!
¡Este otoño . . . está lleno de emociones! 

16 oct. 2017

¡BENVIDOS A PARRULOS!

Las profes damos la bienvenida al nuevo curso con las pilas cargadas
y preparadas para que nuestros peques se diviertan,
lo pasen genial y puedan aprender muchas cosas importantes.
 Todos los días llegamos al cole contentísimos, acompañados de nuestras queridas mascotas
y dispuestos a disfrutar  con los amigos:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
jugamos con las pelotas,
leemos cuentos muy interesantes,
hacemos psicomotricidad con los aros,
 experimentamos con los juguetes nuevos . . .
 ¡Cada momento es una fiesta!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Siempre tenemos tiempo para comernos a besos.
 Las profes, tienen todos los días alguna sorpresa que nos motiva a investigar
 
 
 
 
 
y en el baúl de los recuerdos encontramos verdaderas joyas para disfrazarnos,
 







buscar un lugar para darnos un retoque de belleza,
 
 
 
 
 
o prepararles a nuestros muñecos una riquísima comidita.
Acabamos tan agotados que necesitamos un poco de relajación.
A pesar de todo . . .
¡Estamos preparados para afrontar el nuevo curso!